Monero

Monero, también conocido por sus siglas XMR, es una criptomoneda que salió a la luz en 2014 como un fork del Bytecoin (no confundir con el Bitcoin), y es una criptomoneda de código abierto que heredó el protocolo Cryptonote del Bytecoin, lo que le proporcionó un anonimato total que otras criptomonedas no pueden ofrecer. Debemos diferenciar los conceptos de privacidad que ofrecen otros tipos de criptomonedas normalmente, al total anonimato que ofrece Monero, ya que las transacciones económicas que se realizan son totalmente confidenciales e irrastreables.

La red de Monero permite, a cualquier usuario que tenga grandes conocimientos de criptografía, realizar transacciones privadas a otros usuarios desde cualquier parte del mundo imposibles de seguir. Monero busca la independencia y descentralización, en la que las transacciones se confirman a través de consensos distribuido que quedan registrados en la cadena de bloques, pero esa información no permita identificar a los participantes.

Este total anonimato ha hecho que se considere una moneda muy utilizada para el cibercrimen y la Darknet, por lo que se puede utilizar para la compraventa de productos o servicios ilegales. Sin embargo, también puede ser utilizada para fines legales, con el objetivo de evitar la proyección y el control de datos, y disponer de una gran seguridad.

¿Cómo funciona Monero?

Como ya hemos comentado, en lugar del sistema Blockchain, utilizada por otras muchas monedas virtuales, Monero utiliza el protocolo Cryptonote para ofrecer el mayor anonimato a sus usuarios. Esto se produce porque la cadena de bloques está oculta, y no permite a los usuarios ver las transacciones económicas que han hecho los demás.

Para ello, protege mediante criptografía las direcciones de envío y recepción, al igual que las cantidades que se envían. Esto lo hace a través de técnicas de Seguridad por Ocultación, como son las Rings Signatures o firmas de anillos, que permiten demostrar que el firmante pertenece a la comunidad, pero da la posibilidad de identificarlo, ni de rastrear el origen ni identificar.

Además, es una moneda bastante ágil, ya que posee un tiempo de generación de bloques de 2 minutos, frente a los 10 minutos del Bitcoin. Además, posee un tamaño de bloque más grade, lo que le permite realizar un mayor número de transacciones económicas por segundo.

La descentralización de Monero también afecta a la minería de estas criptomonedas. Las swimming pool o piscinas de minada están repartidas por diferentes partes del mundo, por lo que no existen grandes grupos que acaparan las mayoría de las cantidades de minado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.