Reseña: MacBook Air M2, el amor no solo está en la vista

Si hay un producto de Apple que comprar, hasta el momento, se trata de la MacBook Air con el chip M2. No solo el diseño se volvió mucho más llamativo, sino también su rendimiento y funcionalidad. Como primeras impresiones, más allá de apreciar el color blanco estelar, pude notar la ligereza de la misma (reduciendo el peso tan solo de 1.29 a 1.24 kg) y una delgadez que demuestra la importancia de que Apple tenga el control del chip que vive dentro de sus equipos.

Primeras impresiones con la MacBook Air M2 Una vez que abrimos la MacBook Air podemos notar dos cosas importantes, la pantalla Liquid Retina, que ahora tiene una mejora sustancial en el brillo (llega hasta los 500 nits), además de la reducción de los bordes de la misma. Ah, y además, en el centro nos encontramos el famoso notch que ahora alberga una cámara de 1080p que hace que las videollamadas sean más decentes. Ojo, en este modelo no tenemos todavía 1000 nits de brillo ni ProMotion, así que es algo que esperar a una nueva versión. Pero lo más relevante de esta nueva MacBook Air se encuentra al utilizarla. Desde su lanzamiento, había muchas expectativas sobre su rendimiento y si era mejor optar por esta en lugar de por la nueva MacBook Pro y les puedo decir que su uso genera muchas dudas, en el sentido de que tienen rendimientos similares. De entrada, la autonomía que tiene es muy cercana a la de la MacBook Pro M2 con 18 horas de batería, lo cual significa que para el usuario promedio de este tipo de computadora se puede usar prácticamente todo el día y así fue en mi caso, al utilizarla para procesamiento de texto, videollamadas, revisión de videos y todavía pude “guardar” algo de pila para usarla al día siguiente. Otro punto clave de este modelo es que no cuenta con ventiladores y tiene un sistema “dispersión” de calor. Esto significa que en el uso normal, la MacBook Air M2 no se calienta ni con el tiempo ni con la exigencia de tener muchas aplicaciones corriendo al mismo tiempo, por lo que para un usuario promedio no encontrará problemas. Ahora, si la llevas al máximo nivel de capacidad, sí notarás un poco de calentamiento y que baja la potencia pero es en el menor de los casos.

Es así que se puede tener un proyecto de iMovie -una aplicación que Apple considera que utilizan quienes compran esta computadora- , una edición de fotografía en Photoshop, un navegador abierto con más de 10 ventanas, Apple TV corriendo al mismo tiempo y todo se mantiene bajo control. Por último, hay algunas cosas que son buenas de tener en esta versión, como el regreso del cable MagSafe, pero la posibilidad de también cargar a través del puerto USB-C y la inclusión de cuatro bocinas, las cuales a pesar de no ser tan visibles dentro del diseño, tienen buen funcionamiento e incluso son compatibles con Dolby Atmos y audio espacial. Esto significa, para mí, que si tengo la opción entre comprar una nueva MacBook Air M2 o una MacBook Pro M2, tal vez por mi perfil, optaría por la primera y considero que quienes quieren ser nuevos usuarios de Apple o tienen muchos años sin renovar su equipo, esta es la opción no sólo más segura, sino la que más satisfacción les dará por su rendimiento y diseño.

]]>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy