¿Qué son los nanoinfluencers y cómo pueden monetizar a través del e-commerce?

Dentro del e-commerce, la categoría de las redes sociales, también conocida como social commerce, cada vez se vuelve más relevante sobre todo en microemprendimientos que aún no tienen la capacidad de expandir sus operaciones a plataformas de mayor tamaño, pues les permite acceder a pequeños influencers para maximizar su mensaje. De acuerdo con datos de Statista, el social commerce representó alrededor de 992,000 millones de dólares en 2022 y se pronostica que este sector alcance los 2.9 billones de dólares para 2026, haciéndola una de las estrategias más rentables para los negocios de comercio digital. Además, de acuerdo con información de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), las redes sociales se han convertido en el principal aliado de los negocios nacionales que ya se encuentran en el panorama digital, debido a que 85% de las pymes las usan para vender y publicitar sus productos.

Los nano y micro influencers, un segmento poco aprovechado

Las redes sociales (y de entretenimiento, como TikTok) han sido de mucha relevancia, opinan analistas de la AMVO. Esto se debe a la participación entre los usuarios y la generación de comunidad, pues en ellas colaboran con influencers y generan redes de apoyo para crear una mayor lealtad. Los nano y micro influencers se caracterizan por su cantidad de seguidores. Los primeros tienen hasta 1,000 seguidores, mientras que los segundos van desde 1,000 y hasta 10,000. Ese no es su rasgo más relevante, pues si bien puede creerse que al no tener cuentan tan grandes no son significativos, en realidad pueden ser claves para un negocio, ya que tienen impacto en gente que busca productos de nicho. Ante este panorama han surgido diferentes iniciativas para aprovechar la influencia de las opiniones de la gente, como wao!, una plataforma que opera en Argentina y Colombia, así como en México a partir del segundo trimestre del año, la cual busca nanoinfluenciadores para incrementar los ingresos de los negocios digitales. Su funcionamiento se basa en proporcionar productos a estos influencers además de una gestión de inventario y otras herramientas básicas para que comiencen a vender a amigos o familiares cuando quieran aprovechando el conocimiento de su audiencia.

“Esta iniciativa da la oportunidad de que las personas moneticen su influencia”, menciona Germán Montoya, fundador de wao!, pero las ventas por sí mismas no son el único objetivo de esta propuesta, complementa, pues también cuenta con una comunidad de microemprendedores en la que se pueden capacitar en temas de comercio electrónico, así como compartir experiencias. “Se trata de desarrollar un canal de distribución que llegue a ciertos niveles de profundidad de la sociedad. No queremos generar transacciones entre las personas únicamente. Queremos mapear el comportamiento de los socios (microemprendedores) como de sus clientes”, puntualiza Montoya. Este tipo de modelos se han implementado en otros países. China, que lidera las tendencias de comercio electrónico, es uno de las naciones en donde el modelo tiene éxito, pero Montoya resalta que en India también hay casos relevantes, como Meesho, una aplicación enfocada en mujeres de la India rural, con la cual ellas han logrado generar un canal de distribución para sus productos.

]]>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy