Las bolsas datos ilimitados estarían saturando las redes de telecomunicaciones

La cantidad de GB incluidos en los planes y recargas de telefonía se ha convertido en el factor principal que motiva la elección de un contrato o compra de tiempo aire con algún operador. Esto ha dado pie a la época de lo ilimitado en la conectividad: llamadas, mensajes y datos sin límites. Pero esto estaría generando un problema: la degradación en la calidad de la red de las telecomunicaciones . Las empresas de conectividad como AT&T, Telcel, Telefónica y los Operadores Móviles Virtuales (OMV) actualmente enfrentan una crisis para lograr la rentabilidad de su negocio , en especial con 5G, llevando a los operadores a integrar en su catálogo planes y ofertas de recarga con mayores volúmenes de megabytes con la esperanza de incrementar sus ingresos.

Pero Leunam Betin, gerente global de cuentas clave en Ericsson Latinoamérica Norte y el Caribe, asegura que esta estrategia no ha rendido frutos. Así como en México, en Europa los operadores de telecomunicaciones ofrecen servicios de conectividad con datos ilimitados, pero esto no les ha permitido generar mayores ganancias ni robustecer su base de clientes, y por el contrario, sólo han saturado sus redes. “Esta estrategia comercial tan agresiva no está trayendo el objetivo que buscan las empresas, al contrario lo que hacen de alguna manera es saturar las redes porque tenemos usuarios que ahora no tienen ningún tipo de control con el consumo de datos”, aseguró el directivo de Ericsson a Expansión. Esta situación ha sido palpable en los últimos cuatro meses con los Operadores Móviles Virtuales (OMV), que se alojan en la red de Altán, al presentar fallas en sus servicios de telefonía. Por ejemplo, Bait, el OMV de Walmart, es una de las compañías que se ha destacado por ofrecer recargas y planes con datos ilimitados a un precio asequible a fin de ampliar su base de clientes, pero de manera reciente ha presentado fallas en sus servicios, pese a que la compañía, consciente de la implicación de sus tarifas, ha introducido dentro de sus políticas de uso una cláusula para evitar la degradación de sus servicios. “Nuestros paquetes de beneficios tienen medidas que se deben cumplir a fin de que exista una mejor experiencia en el servicio. Según tu monto de recarga puedes adquirir Internet Ilimitado con diferentes vigencias y umbrales de máxima velocidad de transmisión de datos”, señala la política de uso de Bait. Conforme el usuario gaste sus GB la empresa empezará a disminuir la velocidad de descarga para evitar la degradación de la red. Este plan lo replican otros OMV. Sin embargo, esta estrategia no ha evitado que Altán – la empresa que arrienda su infraestructura a los OMV que cada vez toman mayor relevancia entre los usuarios- presente problemas en sus servicios de conectividad. La empresa presidida por Carlos Lerma y OMV como Bait han reportado fallas en su red impidiendo, en el caso más grave, acceder a servicios de internet y llamadas. La empresa reconoció en abril pasado que el crecimiento de la base de usuarios de Operadores Móviles Virtuales (OMV) como Bait de Walmart, ha traído consigo grandes retos para operar de manera efectiva la infraestructura y red de la compañía. Altán ha registrado fallas en las llamadas ventanas de mantenimiento, que permiten el soporte de la capacidad de la red de la empresa, al verse superadas por un mayor tráfico o uso de datos que solicitan los usuarios de los OMV en su infraestructura. Para el directivo de Ericsson la estrategia comercial que aplican los operadores es válida pero sólo por un tiempo para lograr su objetivo, pero si mantienen el plan a largo plazo pueden entrar en un escenario desafiante para la operación de la red que sería degradar el servicio de los usuarios.

]]>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *