La inflación le pega al mercado mundial de smartphones

El mercado de teléfonos inteligentes está viviendo uno de sus momentos más complicados. Durante el segundo trimestre, los envíos mundiales de dispositivos cayeron a su cifra más baja en dos años, debido a que la confianza del consumidor disminuyó en medio de un periodo de inflación y temor a la recesión. De acuerdo con cifras unificadas entre los analistas de mercado Canalys, Counterpoint e IDC, el mercado mundial tuvo una caída del 9% a cerca de 290 millones de unidades enviadas entre abril y junio. “Aunque la oferta mejoró a medida que se incrementaba la capacidad y la producción, la fuerte inflación y la incertidumbre económica han frenado el gasto de los consumidores y han aumentado las existencias en todas las regiones”, dijo Nabila Popal, directora de investigación en IDC.

Los principales afectados en este mercado fueron los proveedores chinos, pues Xiaomi, Oppo y Vivo registraron caídas de dos dígitos en los envíos. Según IDC, este mercado asiático tuvo una caída general del 15%, pero estas tres marcas se encuentran en el Top 5 a nivel mundial, tan sólo detrás de Samsung y Apple. Las razones por las cuales estas empresas tuvieron mayores impactos fueron los cierres de fábricas en Shanghái y Beijing a causa de los brotes de COVID-19, lo que pegó en el mercado local, mientras que a nivel internacional hay un exceso de dispositivos y consumidores menos dispuestos a gastar. Según el analista de Canalys, Toby Zhu, actualmente la escasez de suministro ya no es el asunto más apremiante para la industria de los smartphones, pues los consumidores están comprando menos y comienza a haber preocupación por el exceso de oferta. “Los problemas geopolíticos, una caída en la confianza del consumidor y la alta inflación seguirán perjudicando el desempeño futuro del mercado, a pesar de los próximos nuevos lanzamientos y las ventas de festivales en la segunda mitad del 2022”, compartió el experto. Cabe mencionar que la única marca china que tuvo un comportamiento favorable fue Honor, la cual solía estar unida a Huawei, y que en este trimestre duplicó sus envíos en China a 13.1 millones de unidades, gracias a dispositivos orientados al mercado de gama media.

Aunque se mantienen en la cima, Samsung y Apple están preocupados Luego de su presentación de resultados, Samsung rebajó su pronóstico en el mercado de teléfonos inteligentes para la segunda mitad del año y señaló que el crecimiento se mantendrá estable o será leve. Además, esperan que sus dispositivos plegables lleven la batuta en el futuro e incluso superen las ventas de la serie Note, misma que según datos de IDC envió 190 millones de dispositivos en su periodo de vida. Hasta el momento, la surcoreana ha vendido más de 10 millones de teléfonos plegables desde 2019, cuando se lanzó el primer Galaxy Fold. “En la segunda mitad, continuaremos manteniendo el impulso de ventas de nuestra serie S y también utilizaremos la nueva serie plegable que se lanzará para generar un volumen de ventas superior a los volúmenes de ventas que solíamos reportar con la serie Note”, dijo Sung Koo Kim, vicepresidente de la división de experiencia móvil de Samsung. Por otra parte, la advertencia sobre una demanda más débil también tuvo impacto en Apple, pues incluso Tim Cook, CEO de la empresa, hizo referencia a diversos obstáculos, como la pausa de ventas en Rusia y las interrupciones en China, lo cual golpeó el desempeño de sus productos como Apple Watch y Mac. No obstante, el iPhone volvió a tener un rendimiento favorable, logrando facturar 162,830 millones de dólares, a pesar de que los analistas preveían que las ventas caerían a causa de los problemas en la cadena de suministro y de los cierres de plantas en China.

]]>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy