Jay Y. Lee, heredero de Samsung, recibe el indulto de Corea del Sur

El vicepresidente y heredero de Samsung, Jay Y. Lee, obtuvo un indulto que se formalizará el 15 de agosto por parte de Yoon Kusk-yeol, presidente de Corea del Sur, con lo cual podrá retomar el liderazgo de la empresa. A través de esta remisión especial se permitirá que Lee, quien es nieto del fundador de Samsung, participe oficialmente en la gestión de la compañía. Los analistas esperan que su llegada contribuya a la toma de decisiones respecto a algunas de las principales estrategias, desde la fabricación de chips hasta los planes de inversión. “En un intento por superar la crisis económica mediante la revitalización, el vicepresidente de Samsung Electronics, Lee Jae-yong, cuya pena de prisión suspendida finalizó recientemente, será reintegrado”, dijo el gobierno de Corea del Sur a través de un comunicado.

Un funcionario del gobierno señaló a TechCrunch que los indultos especiales a líderes empresariales se dan debido a sus roles para liderar el crecimiento nacional en sus áreas por medio de la creación de empleos que ayuden a superar la crisis económica. La decisión para Lee llega en un momento en que la industria tecnológica está sufriendo por la escasez de componentes, además de una crisis de suministro derivado de la pandemia, inconvenientes en la logística y la inflación. En un comunicado, el empresario prometió esforzarse para retribuir a la sociedad por medio de la inversión continua y la creación de empleo. “Gracias por darme la oportunidad de comenzar de nuevo”, señaló.

¿Por qué el heredero de Samsung estuvo en la cárcel? Jay Y. Lee estuvo en prisión luego de estar implicado en uno de los mayores escándalos políticos del país en 2017, cuando fue acusado de sobornar a la presidenta Park Geun-hye, a través de donaciones a dos fundaciones operadas por Choi Soon-sil, una amiga íntima de la mandataria.

La suma de las donaciones, según las autoridades surcoreanas, fue de 36 millones de dólares, cuyo objetivo era obtener apoyo político para una polémica fusión en la rama electrónica de la tecnológica, pues implicaba a Samsung C&T y a la empresa Cheil Industries. Inicialmente, el heredero de Samsung había sido condenado a cinco años de prisión por el delito de corrupción, pero fue puesto en libertad tras conseguir una apelación antes de que pasara un año. Sin embargo, en enero de 2021 fue encarcelado nuevamente y en agosto de ese mismo año obtuvo la libertad condicional. En total, cumplió un año y medio de su condena de 30 meses. Para los surcoreanos esta noticia da una sensación de estabilidad a la economía. La empresa actualmente no tiene presidente -el último, Lee Kun-hee, murió en octubre de 2020- y esta decisión es significativa para los cerca cinco millones de habitantes que poseen acciones de la compañía. Cabe mencionar que Lee es una persona bien posicionada ante la opinión pública en su país, debido a los roles que ha asumido en la empresa. Inició su carrera en 1991, pero su primer rol importante fue como director de operaciones en 2009. Para el 2012 fue nombrado vicepresidente, algo que confirmó su condición de heredero, y en 2016 se convirtió en miembro de la junta directiva. Ha sido relevante en negocios y estrategias de la compañía. Muchos analistas le atribuyen la responsabilidad de haber encabezado la expansión de Samsung a las pantallas con tecnología OLED, además de tener buenas relaciones con directivos de otras tecnológicas, como Tim Cook y Mark Zuckerberg.

]]>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy