Google tendrá que pagar 118 MDD por discriminación de género

Las causas de género están teniendo resultados en las grandes empresas de tecnología. Google acordó pagar 118 millones de dólares para resolver una demanda colectiva por discriminación de género que incluye a unas 15,500 mujeres. Además de eso, la empresa tendrá que hacer cambios en sus prácticas de contratación. Este caso no es reciente. Comenzó en 2017, cuando tres mujeres presentaron una denuncia argumentando que la empresa tenía una brecha salarial de género de alrededor de 17,000 dólares, lo cual constituía una violación a la Ley de Igualdad Salarial, del estado de California. La demanda colectiva a la que se fueron sumando más mujeres también menciona que Google encierra las encasilla en carreras de menor rango, generando menos salarios y bonificaciones más bajas en comparación con sus colegas masculinos.

“Como mujer que ha pasado toda su carrera en la industria de la tecnología, soy optimista de que las acciones que Google acordó tomar como parte de este acuerdo garantizarán más equidad para las mujeres”, dijo Holly Please, quien es una de las demandantes. Please también destacó que la empresa de Mountain View es líder en la industria, por lo que “también tienen la oportunidad de liderar la carga para garantizar la inclusión y la equidad de las mujeres en la tecnología”. Google, por su parte, dijo en un comunicado que estaban “muy complacidos para llegar a este acuerdo”, además de estar “absolutamente comprometida con pagar, contratar y nivelar a todos los empleados de manera justa y equitativa”, aunque los términos del acuerdo aún deben ser aprobados por un juez en una audiencia del próximo 21 de junio. Cabe mencionar que tras esta demanda Google también deberá realizar algunos ajustes en su organización, pues tendrá que contar con un economista laboral independiente para que evalúe sus prácticas en torno a la contratación, además de realizar estudios sobre equidad salarial.

Esta no es la primera ocasión en que Google se encuentra bajo escrutinio por asuntos de discriminación laboral por género. El año pasado acordó pagar 2.5 millones de dólares para resolver un caso en el que se afirmaba que pagaban mal a las ingenieras, además de no contratar a solicitantes de empleo asiáticas. Incluso el Departamento de Igualdad en el Empleo y la Vivienda de California (DFEH, por sus siglas en inglés) inició una investigación contra la compañía en diciembre pasado por denuncias de acoso y discriminación contra empleadas negras. Al respecto, un informe de diversidad que Google publicó a inicios de 2021 reveló que las mujeres negras representan alrededor del 1.8% de su fuerza laboral, además de que abandonaron la empresa en una tasa superior a la normal; sin embargo, también señaló que tenía “margen de mejora” en mantener subrepresentado. Las demandas por brechas salariales se han convertido en un tema común dentro de la industria tecnológica. Empresas como Microsoft, Twitter, Apple o Riot Games se han enfrentado a acusaciones de desigualdad salarial.

]]>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.