El trabajo remoto es inaceptable, dice Elon Musk y estos datos lo desmienten

Elon Musk está harto del trabajo remoto y envió un correo electrónico diciendo que esta modalidad “ya no es aceptable”, a la vez que ordenó un mínimo de trabajo presencial de 40 horas a quien no quiera ser despedido de Tesla. “Cualquiera que desee hacer trabajo remoto debe estar en la oficina por un mínimo (y me refiero a un mínimo) de 40 horas por semana o irse de Tesla. Esto es menos de lo que pedimos de los trabajadores de fábrica. Si hay contribuidores particularmente excepcionales para los que les sea imposible, yo revisaré y aprobaré esas excepciones directamente”, indica Elon Musk en un correo electrónico recogido inicialmente por Bloomberg y Electrek.

En un tuit, el dueño de Tesla se pronunció en contra del home office diciendo que “Todo eso de quedarse en casa por el COVID ha engañado a las personas para que piensen que en realidad no es necesario trabajar duro”. Pero, al parecer, los datos desmienten la apreciación de Elon Musk acerca del trabajo remoto. Al menos en el sentido de que esta modalidad está aumentando la productividad en algunos sectores, las horas que trabajan al día los empleados e incluso la brecha salarial entre las regiones de Estados Unidos.

¿Trabajo más remoto es igual a más productividad? El profesor de la Universidad de Stanford, Nicholas Bloom, ha estudiado el trabajo remoto desde antes de la pandemia. En conjunto con otros colegas, realizó una serie de encuestas donde los empleados que cambiaron de modalidad presencial a remota manifestaron un incremento de su productividad del 9%. Y
datos de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos sobre el aumento de producción por hora trabajada corroboran este aumento de productividad a partir de que las empresas cambiaron a esta modalidad, durante la pandemia de COVID.

Más justicia salarial fuera de grandes ciudades Un informe de Pave, proveedor de servicios de big data , halló una reducción en la brecha de los salarios entre las diversas ciudades de Estados Unidos, gracias al trabajo remoto. El estudio está enfocado en el sector de los ingenieros de software y básicamente dice que entre 2019 y el tercer trimestre de 2021, la brecha entre los salarios se redujo de 18.1% a solo 5.9%, entre las ciudades más caras y las más baratas. Es decir, los ingenieros que viven en las ciudades alejadas de los grandes centros tecnológicos están accediendo a sueldos cada vez mejores gracias al trabajo remoto. Estos datos, más allá de lo que argumenta Elon Musk en contra del trabajo remoto, muestran las bondades de trabajar en casa tanto para los trabajadores, como para las empresas, al menos en algunos sectores.

]]>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.