Blockchain ofrece rentabilidad y nuevos negocios para cualquier organización

Blockchain es una tecnología exponencial: si bien ya lleva al menos una década en desarrollo, todavía no pueden acotarse sus niveles de alcance, mismos que hoy se observan en diversas industrias. Su impacto en la economía digital es definitivo, afirmó Rafael Pazarán, jefe del Posgrado en Tecnologías de la Información para los Negocios en La Salle México. Se trata de una tecnología que empodera a quien la usa, prosiguió el experto. Que esté construida por bloques que son accesibles y transparentes para sus socios estratégicos es un elemento que desarrolla la confianza de quienes participan en las transacciones o en los contratos digitales en los que se aplica. De ahí que se contemple como un elemento conductor y útil en toda la cadena de valor.

“Hay empresas, como SAP, que ya la están ejecutando en la cadena de suministro, por ejemplo. Que cada integrante de ésta comparta información de manera homologada es una manera de fortalecer la trazabilidad de toda la cadena, así como de brindar ciberseguridad”, anotó Pazarán. A nivel popular es común que se asocie a blockchain con una de sus principales innovaciones: bitcoin. Esto es porque, a decir del académico, esta tecnología se ha convertido en la “fábrica de criptomonedas”, siendo los satoshis o bitcoins su principal divisa. No obstante, recordó el catedrático, hay otras criptos, como ethereum, que también la utilizan. “De hecho, son muchos los proyectos que hay de criptomonedas basadas en blockchain que en cualquier momento pueden crecer de manera exponencial, si bien hay que anotar que hoy este mercado todavía es inestable y con altos niveles de volatilidad”, señaló el entrevistado. Tan es así que las instituciones financieras también ya están usando esta tecnología en algunos de sus productos. JP Morgan, por ejemplo, ha desarrollado su prototipo de criptomoneda, mientras que otros bancos, como HSBC y Santander, la están integrando a sus procesos y servicios.

De esta manera es comprensible observar que se irá integrando al ecosistema digital. Esto ocurrirá, de igual forma, en el caso de su convergencia en el Metaverso. Si bien hoy se puede observar su interacción a través de las transacciones que ahí se hacen, en un futuro no muy lejano se usará probablemente en otras aplicaciones, como contratos digitales, por ejemplo. Por todo lo anterior es importante que el ciudadano promedio se familiarice con esta tecnología, ya que será aplicada en numerosos aspectos de su vida cotidiana. Aún más, para hombres y mujeres de negocios, así como para profesionistas de todas las ramas será importante que cuenten con conocimiento de esta tecnología que, a decir del especialista de La Salle, será tan común como emplear un cajero automático. “Las personas deberán aprender a hacer sus carteras digitales y manejar las aplicaciones y tecnología asociada a blockchain en su vida cotidiana”. En este sentido, el aprendizaje a través de redes sociales y plataformas digitales es una llave de acceso: la información está disponible. Ahora bien, en el mercado hay disponibles micro certificaciones y en distintos grados de especialidad en la materia, útiles para quienes quieran convertirlas en un valor curricular. Estas últimas se imparten en diversas instituciones educativas. Lo esencial es comprender que esta es una tecnología clave en el proceso de transformación –y adopción– digital, que apalanca el crecimiento y rentabilidad para cualquier organización. Actualizarse en ella es una cuestión vital para quienes deseen afianzarse en la era de la economía digital, concluyó Rafael Pazarán.

]]>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.