Las mejores cámaras instantáneas

Muy de moda en los últimos años con la popularidad de la tecnología retro, las cámaras instantáneas heredan sus funcionalidades de las clásicas Polaroids: capturan fotografías que imprimen al momento. Esta versión actualizada ofrece multitud de funciones adicionales, como la doble exposición, la posibilidad de usar distintas lentes para darle más creatividad, permiten editar las fotos desde el móvil (al que se conectan por Bluetooth), añadirles filtros… Estos son los modelos más destacados.  

Fujifilm Instax mini Evo

Es posible escoger entre 10 efectos de lente (seleccionables desde el aro del objetivo) y otros 10 efectos de película a través de un dial específico. Con un botón de disparo para paisajes y otro para retratos, se vincula al teléfono móvil a través de la aplicación Instax mini Evo: así, el smartphone se puede utilizar como disparador remoto y también como galería de las fotografías que se toman con la cámara que integra una pantalla de 3 pulgadas; desde esta app se ajusta, asimismo, la exposición, se activa/desactiva el flash y se modifica el balance de blancos, entre otras opciones. Incorpora un espejo frontal que facilita el encuadre en los selfies. 

Ver en Amazon

Kodak Smile Classic

Disponible en varios colores como el rojo y el verde, se ‘alimenta’ de papel adhesivo Zink de Kodak que es resistente a los rasguños y el contacto con el agua. Cada fotografía tiene un tamaño de 8,9 x 10,8 cm y entre sus características se incluyen un sensor de 16 megapíxeles, visor óptico directo que facilita el encuadre de las imágenes, disparador de 10 segundos y ranura para tarjetas microSD de hasta 256 GB. Se puede controlar por Bluetooth desde el teléfono móvil con la aplicación Kodak Smile Classic que, además, permite editar las instantáneas añadiendo efectos y marcos. Incluso hay una función de realidad aumentada que vincula vídeos a las fotografías impresas que se reproducen en el smartphone cuando estas imágenes se escanean.

Ver en Amazon

Lomography Lomo’Instant White

Sus tres modos de disparo permiten utilizarla en diferentes situaciones: flash automático para cuando se está en movimiento; flash-off manual para exposiciones largas nocturnas; y flash manual para fotografía en interiores. Incorpora, asimismo, filtros de geles de colores que dan un toque de color a las fotografías y varios objetivos especiales que incluyen una lente fisheye de 170º, otra para retratos y una tercera para primeros planos. A la izquierda de la lente se ha añadido un pequeño espejo para realizar autorretratos.

Ver en Amazon

Polaroid Now+ Generation 2 i-Type

Uno de los reclamos de este modelo es que es que viene con varios filtros de lente intercambiables en color azul, amarillo, rojo y naranja. Fabricada en un 40% con materiales reciclados, es compatible con las películas Polaroid i-Type y 600 y, gracias a su sistema de enfoque automático de dos lentes, toma fotografías más nítidas ya que la cámara selecciona cuál es más adecuada en función de la toma. Para sacarle más partido, es recomendable instalarse la aplicación móvil Polaroid que ofrece acceso a diferentes herramientas de creatividad como, por ejemplo, pintura de luz y los modo manual y retrato.

Ver en Amazon

Canon Zoemini S2

Su bandeja para papel fotográfico tiene capacidad para 10 hojas aunque, si se terminan en medio de una sesión, se pueden seguir haciendo fotos porque se guardan en una tarjeta microSD (de hasta 256 GB) para imprimirlas más tarde. Al conectarla con el móvil gracias a la aplicación Canon Mini Print y la tecnología Bluetooth, se pueden personalizar las fotografías, hacer collages o añadir texto y pegatinas. Permite además añadir márgenes y filtros, elegir entre diferentes modos de disparo y guardar las fotos favoritas para su posterior impresión. Con una velocidad de impresión de 50 segundos por copia, la batería, que se carga en dos horas, dura un promedio de 25 impresiones.

Ver en Amazon

Fujifilm Instax Mini 11 

Su flash detecta automáticamente la luz del entorno y ajusta la velocidad de su obturador de 60 mm en consecuencia. Incluye un modo selfie que permite tomar fotografías a 30 cm de distancia e, incluso, incorpora un mini espejo para poder verse antes de disparar. Las fotografías se imprimen en una película instantánea Fujifilm Instax Mini de 6,2 x 4,6 cm en aproximadamente 90 segundos, y la cámara se apaga de forma automática tras cinco minutos de inactividad.

Ver en Amazon

HP Sprocket 2 en 1

Este modelo, de cinco megapíxeles de resolución, carga su batería en dos horas y tiene una autonomía de hasta 35 impresiones: con una velocidad de impresión de 40 segundos, posee una bandeja con capacidad para 10 papeles fotográficos de 5 x 7,6 cm. Cuenta también con temporizador de 10 segundos, modo selfie y puede funcionar asimismo como impresora para sacar copias de las imágenes almacenadas en el smartphone.

Ver en Amazon

Kodak Mini Shot 3 Square Retro C300R

Imprime fotografías cuadradas de 76 x 76 mm, tanto de la galería de la propia cámara instantánea como de un smartphone si se conecta por Bluetooth. Además, viene con ocho papeles fotográficos ya dentro junto a otros seis packs, cada uno con 10 hojas. Durante el proceso de impresión emplea tinta de sublimación, que aporta protección contra el agua, las huellas dactilares y los rayos UV. Antes de imprimir, se pueden visualizar las imágenes tomadas a través de su pantalla LCD de 1,7 pulgadas. 

Ver en Amazon

Polaroid Originals 9010 OneStep+

Inspirada en la mítica Polaroid OneStep de finales de los años setenta del siglo XX, cuenta con conectividad Bluetooth y desde el smartphone se tiene acceso a diferentes funcionalidades: disparador remoto, temporizador, doble exposición, Light Painting, control manual de los parámetros de captura… Ofrece una autonomía de hasta 60 días y es compatible con las películas instantáneas Polaroid i-Type y 600 Film.  

Ver en Amazon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *