La comprensión lectora sigue siendo la asignatura pendiente del alumnado español

Como cada año, la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo (IEA, International Association for the Evaluation of Educational Achievement en inglés) ha presentado los resultados del Estudio Internacional para el Progreso de la Comprensión Lectora (PIRLS, Progress in International Reading Literacy Study en inglés) que, en esta ocasión, no son muy favorables para el alumnado español: la puntuación media estimada de España (521) se sitúa significativamente por debajo del promedio de los países que componen la OCDE-28 (533) y del total de la UE (528). 

En concreto, el estudio concluye que España se sitúa en el nivel intermedio -lejos del nivel alto de países como Irlanda (577), Irlanda del Norte (566) e Inglaterra (558)-, lo que significa que los estudiantes, al leer textos literarios o informativos de dificultad media o baja, son capaces de: 

Localizar, reconocer y reproducir acciones, eventos y sentimientos declarados explícitamente.

Hacer inferencias directas sobre eventos y acciones de personajes.

Interpretar las razones de los sentimientos o acciones de los personajes e identificar las evidencias que las respalden.

Evolución en el rendimiento

La investigación, publicada en la web del Ministerio de Educación y Formación Profesional, tuvo lugar entre abril y mayo de 2021, y ha evaluado la comprensión lectora de los estudiantes de 4º de Educación Primaria en casi 500 centros del territorio nacional. En el caso de España, se observa que, entre 2016 y 2021, se revierte la subida experimentada entre 2011 y 2016, con un descenso significativo: de 528 puntos a 521. Pero la bajada no es exclusiva de nuestro país, ya que entre la edición de 2016 y la de 2021, el Promedio OCDE rompe con la tendencia al alza que, ininterrumpidamente desde 2006, había venido experimentando. 

El estudio señala que esta bajada podría ser consecuencia del impacto que la pandemia de la COVID-19 tuvo sobre el normal funcionamiento de los centros escolares y, en consecuencia, sobre el proceso de aprendizaje. Sin embargo, afirma que son necesarios análisis más profundos para corroborar esta hipótesis y extraer conclusiones consistentes.

Contexto social, económico y cultural

Otro aspecto que tiene en cuenta el estudio es el contexto social, económico y cultural, que para España se ha cifrado en 10,4 puntos; un dato que está aproximadamente al mismo nivel que Francia (10,5) y Bélgica (10,6); y por encima del 9,1 de Turquía y por debajo del 11,3 de Noruega. Tomando esta puntuación como base y combinándola con los resultados de la prueba de comprensión lectora, se llega a una conclusión: a mayor nivel socioeconómico, mejores puntuaciones medias en comprensión lectora en todos los países seleccionados. Y España es uno de los países más equitativos de los analizados en este informe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *