Blockchain en educación: mejorando la confianza en las credenciales digitales

La tecnología blockchain ha surgido como una fuerza disruptiva en diversas industrias y el sector educativo no es una excepción. De hecho, según un informe realizado por la consultora Deloitte, se calcula que el uso de esta tecnología en la educación tendrá una tasa de crecimiento anual del 45,5% entre 2021 y 2027. Y es que, entre otros, permite abordar el problema del fraude de certificados educativos al proporcionar un sistema seguro e inalterable para verificar las credenciales académicas, a la vez que mejora la seguridad y garantiza la privacidad de los datos, haciendo posible que las personas tengan control total sobre sus registros educativos.

Por otra parte, la transparencia y la inmutabilidad que caracterizan a blockchain fomentan la confianza entre las partes involucradas, como empleadores e instituciones académicas. Funciona como un registro descentralizado y transparente que registra los datos en varios lugares a la vez. Esto asegura que los datos almacenados sean inalterables en el futuro y se les aplique un sello de tiempo”, explica Mireia Pérez Gomàriz, COO de Bloock, una empresa española dedicada a ofrecer servicios de ciberseguridad basados en tecnologías descentralizadas al alcance de todos.

De hecho, en colaboración con la empresa de software para eLearning EvolMind, está incorporando al mercado una solución combinada de registro sobre blockchain y firma digital para los diplomas que emiten en su plataforma eLearning (evolCampus). “Colaboraciones como estas pondrán a disposición de cualquier entidad educativa los beneficios de utilizar credenciales registradas sobre blockchain”, corrobora la directiva.

Diplomas, micro credenciales…

En este sentido, la verificación de los diplomas certificados en blockchain ofrece una solución transparente e inalterable para demostrar la integridad y autenticidad de los mismos. Gracias a su uso, todas las partes involucradas, incluidos empleadores, instituciones educativas, empresas y particulares pueden acceder y verificar de forma ágil, segura e independiente las credenciales de los diplomas, asegurando la confianza en ellos, reduciendo el fraude y agilizando los procesos de validación que existen actualmente desde cualquier parte del mundo.

Por otro lado, esta tecnología permite la emisión y verificación de micro credenciales, ofreciendo a las personas una forma eficiente de mostrar sus habilidades y logros. “Al proporcionar una plataforma descentralizada y verificable, blockchain mejora la credibilidad y su reconocimiento por parte de terceros, a su vez, asegura que la propiedad de los datos pertenezca a los propios individuos”, afirma Pérez.

En la UE y en España

En la UE, la integración de la tecnología blockchain está creciendo con el objetivo de crear un ecosistema sólido en el sector educativo intracomunitario y aplicar una regulación que la forma en la que los estados miembros emiten credenciales educativas. El proyecto de Infraestructura de Servicios de Blockchain Europeos (EBSI), iniciado por la Comisión Europea, está al frente del impulso de los beneficios de esta transformación innovadora. Con el objetivo de crear una plataforma segura e interoperable para compartir credenciales de diplomas entre los estados miembros de la UE, EBSI aprovecha la naturaleza inmutable y descentralizada de blockchain para garantizar la integridad y autenticidad de las credenciales emitidas. “Gracias a esta iniciativa, se consigue unificar la emisión de credenciales, empoderar a los individuos y allanar el camino hacia un ecosistema educativo más transparente, eficiente y reconocido a nivel mundial”, ratifica Pérez.

Además, se están lanzando iniciativas en diferentes países dentro de los marcos de movilidad estudiantil. La intención es permitir que todos los estudiantes de la Unión Europea puedan cursar sus estudios en cualquiera de los países miembros de forma ágil y simple, evitando lentos procesos burocráticos y unificando el sistema educativo a nivel Europeo. Con esta finalidad, se han lanzado múltiples iniciativas en los diferentes estados miembros. En España, si bien todavía la adaptación del blockchain se encuentra en las primeras etapas, se están dando los primeros avances. “Observamos que varias Universidades ya están explorando este ámbito. Encontramos un ejemplo en las instituciones que componen la red CertiDigital, enmarcado en el programa UniDigital del Ministerio de Universidades, y que desarrolla las adaptaciones necesarias para incorporar las tecnologías European Digital Credentials for Learning (EDC) y European Blockchain Service Infrastructure (EBSI)”, concluye Pérez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *