¿Qué es el Pocketing?

Básicamente, el pocketing es cuando la persona con la que estás saliendo hace todo lo posible para demostrarte que tu relación inexistente para el resto del mundo.

Alguna que otra persona despistada se le puede pasar presentarte a un amigo en un encuentro casual. Pero si crees que te pueden estar haciendo pocketing, solo tienes que fijarte en las evidencias. Si tu pareja siempre te da largas con los planes que organizas, si evita llevarte a eventos familiares o sociales, o si prefiere quedarse en casa en vez de salir, no hay nada más que hablar.

“El pocketing como tal, existe desde antaño y consiste en la tendencia de la persona con la que mantenemos un vínculo de pareja, a mantenernos al margen de su círculo social e íntimo”, aclara la psicóloga Verónica Vivero.

¿Por qué la gente hace pocketing?

Antes de que te vuelvas loca debes saber que el pocketing no es siempre necesariamente una sentencia de muerte para una relación sentimental. Según la psicóloga y terapeuta americana, Amanda E. White, una persona que comete pocketing sobre otra puede tener buenas intenciones. “Aunque este tipo de actos pueden ser frustrantes y dañar la confianza en una relación, hay muchas razones por las que alguien hace pocketing. Podría ser por miedo basado en el recuerdo de relaciones pasadas que no funcionaron. No necesariamente significa que no le intereses o que la relación no tenga esperanza”.

De hecho, la terapeuta de parejas y asesora de Women’s Health US, Chloe Carmichael, reconoce que muchos de sus pacientes dudan en presentar sus parejas a sus amigos y familiares porque realmente les gustan y no quieren arruinar esa sensación. Así que, aunque algunos lo hagan con malas intenciones, ya sea porque ocultan otra relación o no tienen intención de convertir esta conexión en algo más serio, la mayoría de las veces que se hace pocketing es porque “la gente quiere avanzar lento pero firme en una relación en ciernes”, explica la Dr. Chloe.

¿Cómo evitar que te hagan pocketing?

Lo mejor que puedes hacer es hablarlo con tu pareja. Pero no empieces con un “tenemos que hablar”, solo conseguirás empeorar más la situación. Crea un diálogo entre los dos, uno en el que tu pareja se sienta cómoda y de paso a una conversación honesta y sincera. Déjale claro que sientes curiosidad por saber por qué no te ha presentado a sus personas más allegadas y si esto va a pasar tarde o temprano. Si se pone a la defensiva, tómatelo como una señal para considerar la separación.

¿Cuándo es hora de tomar la relación por terminada?

“Es difícil saberlo de inmediato, pero ahí es donde debes mirar los patrones”, explica la Dra. White. “Si tu pareja dice que aún no está listo para presentarte a su familia porque la última persona que presentó fue su ex prometida, es entendible. Pero si los motivos que le han llevado a hacerte pocketing no justifican su acción, entonces es hora de dejarlo marchar”. Nadie merece sentirse mal en una relación. Debes estar con una pareja que se enorgullezca de incluirte en su esfera pública y te muestra como la personal especial que eres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.